How to be a Victorian

miércoles, febrero 01, 2017






Título: How to be a Victorian
Autor: Ruth Goodman
Editorial: Penguin
Páginas: 458
Año: 2013 (edición de 2014)
Idioma: Inglés

SINOPSIS

What was it really like to be a Victorian?

We know what life was for Victoria and Albert. But what was it like for a commoner like you or me? How did it feel to cook with coal and sprinkle tea leaves on the carpet? Drink beer for breakfast and clean your teeth with cuttlefish? Dress in whalebone and feed opium to the baby?

Drawing on historian Ruth Goodman's unique first-hand experience, gained from living a year on a Victorian farm, as well as a life devoted to practical historical study, this book will teach you everything you need to know about nineteenth-century living, from morning to night, kitchen to textile mill.

Victoria de Inglaterra
 
La Historia me ha interesado desde que tengo memoria. Creo que es importante conocer lo que ocurrió en el pasado para poder entender mejor cómo vivimos en el presente, y lo que podría ocurrir en el futuro. Muchos elementos que damos por sentado en nuestro día a día -desde el agua corriente al propio cuarto de baño, pasando por la lavadora, por ejemplo- no existían hace casi doscientos años. 

En How to be a Victorian, Ruth Goodman examina todos los aspectos de la vida de un victoriano de cualquier clase social desde que abre los ojos por la mañana -bastante temprano, además- hasta que se va a dormir. Gracias a su sencilla manera de escribir y a una serie de imágenes en blanco y negro y a color, podemos imaginarnos mucho mejor cómo era la vestimenta de una mujer, de qué tipo de tela estaba hecha -según la clase social a la que perteneciese- y hasta qué alimentos comía durante el día, entre otras muchas cosas.

Este jarabe para bebés era uno de los muchos que se vendían en la época y contenían opiáceos.

How to be a Victorian ha sido una de mis primeras lecturas de no-ficción (junto a The Penguin Book of Witches) y, desde mi punto de vista, creo que ha sido una de las mejores de los últimos meses. He tardado mucho en leerlo precisamente porque quería empaparme bien de lo que me mostraba. Esto me ha permitido ponerme a pensar en lo distintas que son las cosas dos siglos más tarde, y que nuestras vidas son, en la práctica, muchísimo más fáciles que las de estas personas. 

Y sí, todos diréis que es algo obvio, y que no estoy diciendo nada nuevo. Sin embargo, cuando lees un libro de estas características, en el que se te explican tantas cosas cotidianas, cosas que como seres humanos hacemos a diario y apenas tenemos en cuenta, tu perspectiva cambia por completo. Así que, si podéis y estáis interesados, leedlo, echadle un vistazo, y pensad en lo que os muestra. Porque vale mucho la pena. 

¡Nos vemos en el próximo post!

You Might Also Like

0 comentarios