La mujer de negro

miércoles, octubre 19, 2016





Título: La mujer de negro
Autora: Susan Hill
Editorial: Edhasa
Páginas: 188
Año: 1992 (edición de 2012)

SINOPSIS

Viajar a un remoto villorrio rodeado de marismas brumosas para asistir al entierro de una anciana no parece un plan muy interesante. Pero nada permite al joven y ambicioso abogado Arthur Kipps atisbar siquiera lo que semejante encargo profesional le puede deparar.


Hace unas semanas, con motivo del comienzo de este mes de octubre, en el club de lectura The Dreamers Society hablamos de hacer una lectura conjunta temática para este Halloween. Mi propuesta fue esta novela de Susan Hill, y procedimos a leerla. Para mí personalmente era una relectura, y una que además tenía muchas ganas de hacer, aunque al mismo tiempo me diese bastante reparo por las sensaciones que despierta en mí. 
Mi primera experiencia con esta novela, hace ya unos cuatro años, vino acompañada de la enorme sugestión que me causó la película homónima, protagonizada por Daniel Radcliffe, y que hizo que no pudiese pegar ojo un par de noches, y que hasta tuviese que leer el libro solo de día. Sí, hasta tal punto me impresioné. Esta vez fui con pies de plomo, y animada por el hecho de que había más gente que leería el libro conmigo, y podríamos comentarlo cada día. Y funcionó a las mil maravillas. 

La mujer de negro nos sumerge en una historia terrorífica, en la que la ambientación juega un papel clave que nos ayuda a visualizar mucho mejor lo que se nos está contando. Con los elementos típicos de una historia de fantasmas, pretende (y al menos en mi caso lo consigue) ponernos nerviosos, e incluso mirar por encima de nuestro hombro y quitarnos esa sensación de que alguien nos observa desde el pasillo. 


Algo que me hizo resoplar en ocasiones durante el transcurso de la novela fue la actitud de Arthur Kipps, el protagonista. Abogado joven y aparentemente escéptico, Arthur es nuestro narrador, aquel que nos lleva de la mano durante su viaje por Crythin Gifford y por las estancias de la casa de Eel Marsh. Kipps se muestra incrédulo durante el primer cuarto de la trama, hasta que comienza a ver cosas que se escapan a su entendimiento, y es ahí donde comienza a preguntarse qué rayos está pasando en la casa. A esto podemos añadirle un sinfín de secretos que irá conociendo a medida que avanza en su investigación, y que le harán cambiar de parecer con respecto a este tipo de sucesos. 

Susan Hill sabe capturar la esencia de la historia de fantasmas en esta pequeña novela. Sus descripciones y diálogos te mantienen ojo avizor, alerta, y hacen que parezca que eres tú, el lector, el que se encuentra revolviendo el pasado de la casa de Eel Marsh. Creo que es una lectura imprescindible para aquellos amantes del género de terror, y de las historias de fantasmas. 

5/5 
 



¡Nos vemos en el próximo post!

You Might Also Like

0 comentarios