The Thirteenth Tale

jueves, abril 28, 2016

¡Hola a tod@s!

Como ya queda menos para el fin de semana, hoy me he dicho a mí misma que debía escribir la reseña del libro que escogí para mi reto de re-lectura de abril: The Thirteenth Tale, que pude terminar ayer por la tarde. Sin más dilación, aquí os va la reseña. 


Título: The Thirteenth Tale
Autor: Diane Setterfield
Editorial: Orion Books
Año: 2006
Páginas: 456

SINOPSIS

La casa Angelfield es un lugar abandonado y olvidado. Antaño el hogar de la familia March -Isabelle, su hermano Charlie, y las gemelas Emmeline y Adeline, la casa guarda celosamente un enorme secreto. 

Margaret Lea está investigando el pasado de la casa Angelfield, y el misterio de la familia comienza a resolverse. ¿Qué ha estado escondiendo la casa durante todo este tiempo? ¿Cuál es la conexión que existe entre la casa y la enigmática escritora Vida Winter? Y ¿qué parte del pasado turbio de Margaret la que hace que caiga bajo el hechizo de la casa Angelfield?

Vi este libro en una tienda de segunda mano en Bloomsbury (Londres) hace dos años, cuando visité la ciudad por primera y única vez -de momento, porque pienso volver algún día-. En mi cabeza había una amalgama de títulos y autores, y creo recordar que éste libro estaba entre ellos. Dado que la tienda era de segunda mano, y creo que era mi primera vez visitando una, ver este libro en la estantería me produjo mucha alegría. No os imaginais lo agradecida que estoy por haberme animado a comprarlo, y sobre todo, por haberme acordado del título y del nombre de la autora. 

Si hay un elemento de las novelas góticas o de misterio que me encanta son las casas. Por norma general, siempre hay una mansión enorme llena de laberínticos pasillos, habitaciones llenas de polvo y algún que otro fantasma que pulula por ahí. La casa se convierte en un personaje más, te envuelve, y durante el tiempo que dedicas a leer el libro es como si vivieses entre sus muros. En The Thirteenth Tale ocurre eso cuando visitamos Angelfield House, de la mano de Vida Winter, una famosa escritora -ficticia, claro- que quiere contarle su vida a Margaret Lea, una mujer que Winter contrata para escribir su biografía.

La atmósfera en Angelfield House es desconcertante, cuanto menos. Sus dueños son una representación de las partes más oscuras de la mente humana, y eso es lo que hace que te sorprendas a medida que avanzas en la historia. Aunque la familia Angelfield no es una familia normal, para qué engañarnos. Su caída en desgracia anuncia la decadencia de la propia casa, que va convirtiéndose en un despojo con el paso del tiempo. Como una casa abandonada en la que sigue viviendo gente.

La trama de la novela se centra, por una parte, en la historia de la señorita Winter, que Margaret ha de redactar cada día. Lo más curioso de todo es la forma en la que Winter cuenta su historia, y es que lo hace como si fuese un cuento. Margaret tiene prohibido hacer preguntas, adelantarse a la narración, y eso, como lector, te impide dejar de lado el libro. Por otro lado, Margaret comienza a investigar por su cuenta si los datos que la señorita Winter le ha proporcionado acerca de sí misma son correctos, y al mismo tiempo que ella, descubrimos una historia escondida detrás de la que nos están contando. 

Olivia Colman como Margaret Lea frente a Angelfield House en la adaptación de la BBC.


Uno de los temas que me causó más interés en la novela, aparte de lo mencionado anteriormente, fue lo relacionado con las gemelas Emmeline y Adeline March y cómo, a pesar de ser tan opuestas en cuanto a carácter y comportamiento, se complementaban y se querían de una manera tan enfermiza. En ocasiones me preguntaba si realmente podría llegar a ocurrir algo como lo que ocurre en la novela, o si había algún ensayo que me dijera con las palabras exactas qué ocurría entre ambas niñas, porque sinceramente me quedé fascinada. Continuando en esta línea, me gustaría hablar un poco sobre los personajes, empezando por Margaret. Nuestra protagonista tiene un pasado con el que vive cada día, y que en parte es lo que la atrae a escribir la biografía de Vida Winter. No quiero destripar la historia, pero he de decir que la relación de Margaret con la historia de la señorita Winter es bastante estrecha, y eso lo descubriréis si leéis el libro.

Vida Winter, por su parte, es una mujer que, en principio, parece un témpano de hielo. Una mujer con armadura, pero que en el fondo, es vulnerable. Es una señora con carácter, que ha tenido que sacarse las castañas del fuego durante toda su vida. Y, a pesar de todo esto, la relación de amistad que forja con Margaret durante el desarrollo de la historia es muy interesante. Ambas comienzan como grandes desconocidas, y con el paso del tiempo, van descubriendo cosas de la otra, y acaban por mostrarse tal y como son. 

La novela es una carta de amor a los libros. Margaret vive en un piso sobre la librería que su padre regenta en Cambridge, y de ahí le viene su gusto por escribir biografías. Angelfield House poseía una biblioteca enorme, lugar importante en la historia que nos cuenta Vida Winter. Y la propia Vida tiene una biblioteca en su casa, y en ella tiene ejemplares de sus propios libros, y de obras clásicas como Jane Eyre, Cumbres BorrascosasLa dama de blanco, entre otros. Además, el formato epistolar y de diario están muy presentes en la trama, lo que a veces hace que te desorientes, porque como lector no sabes en qué época está ambientado el libro realmente. Este detalle no hace que la novela se haga pesada, si no al contrario. Hace que te sumerjas más en la historia y te olvides de que una persona no necesita ni siquiera un bolígrafo para redactar una extensa biografía. 

Podría extenderme durante páginas y páginas y nombrar cada detalle de la novela, pero no voy a hacerlo. Mi reseña acaba aquí, y ahora os toca a vosotr@s decidir si os apetece leerla o no. Sin más que decir, me depido hasta el próximo post.

5/5

You Might Also Like

4 comentarios

  1. Hola! Buena reseña! Y el libro me parece muy interesante, está en español? Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Gracias por pasarte :) Y sí, en español se llama El cuento número trece.

      Un beso!

      Eliminar
  2. Ayy! Cómo me gustó este libro! pero espara ¿en serio hay una serie de la BBC?,¿y con Olivia Colman?. ¡Pero yo en qué mundo vivo! a veces creo que me han abducido los extraterrestres y que de vez en cuando me dejan, literalmente, en blanco.
    Gracias por descubrirme otra cosa más que desconocía. Te voy a nombrar mi "fuente de información" oficial. Véteme pasando tus honorarios jejeje.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que una serie es una peli :) Y Olivia Colman está fantástica, como siempre :) Yo encantada de descubrirte cosas nuevas, lo sabes. Para eso estamos ^^

      Besos!

      Eliminar