The Yellow Wallpaper and Other Stories

domingo, marzo 06, 2016

Título original: The Yellow Wallpaper & Other Stories
Autor: Charlotte Perkins Gilman
Editorial: Dover Publications
Páginas: 70
Año: 1892-1914 (edición de 1997)


En esta pequeña recopilación de historias, Gilman nos muestra un fiel retrato del papel tanto de la mujer como del hombre en la sociedad de su época; una sociedad marcada por el poder masculino sobre el femenino, en la que los personajes tratan de vivir como las circunstancias se lo permiten, muchas veces con un ingenio extraordinario. 

Cabe destacar la enorme capacidad de Gilman para captar sutilezas que no pasan desapercibidas al lector; injusticias que podemos ver, por ejemplo, en historias como Turned, incluida en esta pequeña antología. En esta historia, que comienza de una forma muy trágica, podemos ver cómo un hombre de alta sociedad deja embarazada a su criada, y cómo se desarrollan los acontecimientos posteriores a esta escandalosa noticia. Es una historia irónica, con gran carga emocional, y en la que la esposa de este hombre juega un papel importantísimo. Sin embargo, en esta reseña me gustaría centrarme un poco más en la historia que le da título al libro, ya que creo que merece una mención especial, y es la que nos introduce a la temática de las historias que lo completan. 

SINOPSIS

Narrada desde el punto de vista de la protagonista, The Yellow Wallpaper nos cuenta la historia de una mujer joven cuyo marido -que es médico- ha decidido someterla a un tratamiento que le impide ejercer ningún tipo de esfuerzo físico: una cura de descanso en la que esta mujer está obligada a quedarse recluida en una habitación, a solas, sin ningún tipo de entretenimiento. La historia nos llega mediante un diario que la protagonista escribe prácticamente a escondidas de su marido y, a medida que avanzamos en la lectura, vemos cómo esta mujer vive sus días en esa habitación cuyas paredes están decoradas con un papel pintado de color amarillo que le parece horrendo, y en el que, según ella, se pueden ver cosas. 

A pesar de ser una historia corta, The Yellow Wallpaper muestra detalladamente el descenso hacia la psicosis de la protagonista, que sufre de lo que su marido llama una "depresión nerviosa temporal con ligeras tendencias histéricas".   


 La primera vez que escuché hablar de esta historia fue cuando estudiaba en la facultad, y me quedé con muchas ganas de descubrir con detalle qué era lo que atormentaba a la protagonista. Sus inquietudes y sus ganas de salir de la habitación van cambiando a medida que su obsesión por descubrir qué hay en el tapiz amarillo crecen, y sus pensamientos comienzan a ser totalmente aterradores. Gilman, que también fue víctima de este tipo de tratamiento, hace una crítica bestial a los opresivos tratamientos médicos que se les prescibían a las mujeres en la época, y que están directamente relacionados con el deseo de éstas de salirse de "la norma". Cuando hablo de "la norma" me refiero a lo socialmente establecido: el papel que la mujer tenía en la sociedad en esa época -hablamos de finales del siglo XIX- consistía en ser un "ángel del hogar", alguien dedicado exclusivamente a cuidar de los hijos, mantener la casa y agradar al marido, y mantener una escasa -si no inexistente- vida fuera del calor hogareño. 

Nuestra protagonista se ve forzada a buscar un estímulo, algo que la haga olvidar que está encerrada en cuatro paredes, algo que le dé sentido a sus días de confinamiento. 


Sin spoilear nada -aunque es una historia muy antigua-, he de decir que el final me dejó con una incertidumbre muy grande, aunque consiguió su objetivo, ya que no lo esperaba. La historia está abierta a muchas interpretaciones, tanto por lo que he comentado en párrafos anteriores como por este final tan inesperado. Así que, si la leéis -hacedlo, no os vais a arrepentir-, sacad vuestras propias conclusiones. A mí personalmente me pareció una gran historia, en la que se muestra un sufrimiento real, y que la autora supo describir muy bien. 

En general, el libro me pareció muy bueno, aunque en ocasiones se me hiciese un poco lento. Hemos de tener en cuenta la época en la que fue escrito, y las situaciones que se nos presentan en algunas de las historias. 

                4/5

Podéis dejarme lo que queráis por los comentarios, que me encanta leerlos. ¿Qué os ha parecido? ¿Habéis leído esta historia? ¿Tenéis ganas de leerla? ¡Nos vemos en el próximo post!



You Might Also Like

0 comentarios