Outlander: contrastes entre la serie de televisión y la novela. Parte 1

martes, diciembre 08, 2015




En algún momento de nuestras vidas, todos nos hemos sentido fascinados por el pasado. Hemos visitado algún lugar con historia, y nos hemos preguntado cómo sería la vida en aquellos tiempos, si sabríamos defendernos en una época que no es la nuestra, y en la que no tendríamos los avances que tenemos ahora. Supongo que, también, algunos nos habremos imaginado el hecho de viajar al pasado. Sí, viajar. No en una máquina del tiempo, como en las películas de ciencia-ficción, sino de una manera más simple. 

A Claire Randall le ocurre más o menos lo mismo en este caso: en 1945 viaja a Escocia con Frank, su marido, para tener una segunda luna de miel con él, tras haber pasado toda la Segunda Guerra Mundial separados por el conflicto, y por sus respectivos trabajos (ella como enfermera de campo y él como agente de inteligencia del MI6). Allí, pasan unos días inolvidables en Inverness, una bella ciudad del norte del país cercana al Lago Ness. Frank, que es profesor de Historia, ha querido hacer el viaje para investigar su árbol genealógico, y su posible parentesco con Jonathan Randall, un Capitán de escuadrón del ejército de su Majestad en el siglo XVIII, que estuvo destinado a las Highlands escocesas en la época. 

A las afueras de Inverness, Claire y Frank disfrutan de visitas a lugares históricos como Castle Leoch o la colina de Craigh na Dun, donde observan una reunión un tanto curiosa en la que un grupo de druidas danza alrededor de un círculo de rocas. En esa colina, la vida de Claire dará un giro de 360 grados.

Así comienza Outlander, la novela de Diana Gabaldon, que el canal Starz ha adaptado recientemente a la televisión con gran éxito de audiencia, y con una fidelidad de casi el 100% con respecto al libro. Esta semana pude terminar de leer el mismo (en inglés), y he de decir que me he quedado encantada con él. 

Sin embargo, hay ciertos puntos del libro que me resultaron más atractivos en la serie, y trataré de exponerlos a continuación, hasta donde pueda.

ALERTA: SPOILERS DE LA TRAMA A PARTIR DE ESTE PUNTO. NO SIGAS LEYENDO SI NO HAS VISTO LA SERIE Y/O LEÍDO EL LIBRO.

En primer lugar, consta decir que el libro está dividido en siete partes que comprenden diferentes momentos de la historia. Lo mejor será que haga lo propio y que, como en el libro, vaya por partes.

Parte 1: Inverness, 1945
El principio de la historia, como ya expliqué antes, transcurre en el presente, al menos durante los dos primeros capítulos. En este caso, la serie y el libro van casi a la par, aunque en la novela el ritmo sea más lento, ya que se incluyen muchas más escenas que en la serie no tienen relevancia, o se han guionizado de otra manera. La diferencia más grande, en esta parte, podría ser el tórrido encuentro de Claire y Frank en una de las estancias de Castle Leoch, encuentro que en el libro no se relata. 
A partir del capítulo 3 del libro, Claire ya se encuentra en el pasado. Los acontecimientos se suceden de igual manera tanto en el libro como en la serie aunque, como he dicho (y diré más veces durante el post): en el libro siempre hay más detalles. No digo que la serie no sea detallista, porque lo es y mucho, pero el papel aguanta lo que le eches, y los episodios de la serie duran casi una hora. Más claro, agua.

Parte 2: Castle Leoch
Claire llega a Castle Leoch con Jamie (oh yeah) y el resto de la banda de Dougal MacKenzie. Allí, ella trata de explicar a Colum MacKenzie (el jefe del clan MacKenzie) cómo es que llegó a parar al bosque, y en el estado en que llegó. Sin embargo, Colum sospecha que es una espía inglesa y, aunque la deja campar a sus anchas por el castillo y sus alrededores (como sanadora oficial del clan, nada menos), la mantiene vigilada. Se acentúa la relación de amistad entre Claire y Jamie, y se desvela un poco más de la historia de los personajes. Los acontecimientos vuelven a sucederse a la par en ambos casos.
Parte 3: En la carretera
En esta parte, el grupo (Claire incluída) sale de Castle Leoch para recoger las rentas de los inquilinos de las tierras del clan MacKenzie. Es un peregrinaje largo, en el que Claire aprenderá mucho de las costumbres y el comportamiento de los hombres que la rodean. La única diferencia a destacar en este caso podría ser durante la escena en la que Claire es interrogada por Jonathan Randall. En la serie, éste le cuenta a ella cómo azotó a Jamie en dos ocasiones en el pasado, en el plazo de una semana, hasta casi matarlo. En el libro, es Dougal quien le cuenta este episodio a Claire, tras el encuentro con Randall. Es en esta parte donde Dougal le propone a Claire que ha de casarse con Jamie si quiere que los ingleses no se la lleven. 

Presenciamos, además, la boda de Jamie y Claire con su respectiva noche de largas conversaciones intercaladas con sexo entre dos personas que se han casado por obligación a encuentros íntimos de dos personas que comienzan a sentir algo la una por la otra. El periplo por carretera continúa, y en una de las escenas que más fuertes me resultaron en la serie, el libro destrozó mis expectativas por completo.
Claire y Jamie están teniendo un momento a solas en un pequeño claro, y dos soldados desertores los abordan y tratan de abusar de Claire. Ella, que con anterioridad ha sido aleccionada en el uso de una daga, mata a uno de los soldados, y Jamie da cuenta del otro, matándolo también. Hasta ahí todo bien. Tanto la serie como el libro van a la par. Sin embargo, es el después de esta escena lo que me preocupa. Además de que en la serie, en este punto, ya vemos el punto de vista de Frank en el presente (cosa que no vemos en el libro en ningún momento), aquí el libro toma otro camino y, en vez de poner a una Claire asustada y en shock, temblorosa por lo que acaba de acaecer (¡ha matado a un hombre, Dios mío!), en el libro hay una escena de sexo desenfrenado entre ella y Jamie que no viene a cuento para nada. Escena que a mí, por lo menos, como lectora, no me cuadra para nada. Y ya si hablo de las risas cuando Dougal los encuentra a ambos... Mejor continúo. 

Días después, el grupo se ve obligado a desviarse para resolver un asunto concerniente a Jamie, y Claire se queda sola, y por casualidad, cerca de Craigh na Dun. Desobedeciendo las órdenes de Jamie, quien le dice que se quede donde está, Claire se acerca a la colina por la que llegó meses atrás y, cuando está a punto de tocar la piedra central... Es capturada por los ingleses, que la llevan a Fort William. Allí, Jonathan Randall vuelve a interrogarla, y ella contraataca con la información que escuchó de Frank en el presente. Sin embargo, Randall es más listo (o capullo) que ella, y acaba por someterla. En estas están, forcejeando con Claire medio desnuda sobre una mesa, cuando...


Bueno, y hasta aquí la primera parte de esta comparación entre la serie y el libro. Espero que os guste y que os quedéis para leer la segunda parte :D 


You Might Also Like

2 comentarios

  1. ¡Hola! Estoy completamente enamorada de esta serie. Recuerdo que empecé a leer el primer libro en junio del año pasado y me las tuve que ingeniar para ir combinándolo con los últimos retoques de mi trabajo de fin de carrera ya que no podía dejarlo. Así que combiné la novela de Diana Gabaldón con Hamlet :) La serie es una maravilla y ahora espero ansiosa su regreso. Al igual que tú también hice en mi blog una comparación entre la novela y la serie y mi opinión fue muy positiva. ¡Felicidades por la entrada!

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow, ¡muchas gracias por tu comentario! Yo también tengo muchísimas ganas de que vuelva la serie :) Creo que en esta segunda temporada las cosas van a ponerse muy intensas ^^ Espero poder sacar la segunda parte de esta entrada pronto :)

      ¡Saludos!

      Eliminar